Bosques y mitigación del cambio climático

Viernes, 5 Septiembre, 2014 - 18:12


SONY DSC

Sumideros de carbono: Los bosques juegan un papel crucial en la regulación del clima de la Tierra a través de los ciclos de carbono. Esto lo hacen eliminando carbono de la atmósfera a medida que aumenta y almacenando el carbono en las hojas, los tejidos leñosos, las raíces y la materia orgánica del suelo. Los bosques de todo el mundo absorben 2400 millones de toneladas de dióxido de carbono al año, es decir, alrededor de una tercera parte del dióxido de carbono liberado por la combustión de combustibles fósiles. Los bosques representan también los almacenes terrestres más importantes de carbono, conteniendo un 77% aproximadamente de todo el carbono almacenado en la vegetación y un 39% de todo el carbono almacenado en el suelo, el doble del carbono presente en la atmósfera.

Emisiones de gases de efecto invernadero: La deforestación y la degradación de los bosques representan entre el 10 y el 15% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero (GEI) inducidas por los humanos, y la combustión de turberas asociada a la tala de bosques es responsable de otro 3% adicional de emisiones. Estas emisiones son mayores que el total producido por el sector mundial del transporte. El 80% de estas emisiones provienen de solo diez países, la mayoría de ellos países en vías de desarrollo. En algunos países, como Indonesia, la deforestación y la degradación de los bosques son la fuente principal de las emisiones. La pérdida de la cobertura forestal mundial también significa una pérdida de la capacidad natural de captura y almacenamiento de los bosques, aumentando las emisiones procedentes de otras fuentes.

Turberas y manglares: Los bosques de turberas cubren alrededor del 3% de la superficie terrestre mundial, pero almacenan hasta un tercio de todo el carbono del suelo. Del mismo modo, la densidad de carbono en los bosques de manglares es cuatro veces mayor que la de los bosques tropicales de tierras altas. La pérdida de bosques de turberas y manglares contribuye desproporcionadamente a las emisiones de dióxido de carbono, a la pérdida de la biodiversidad y a la vulnerabilidad de las comunidades costeras. Todo esto hace que la conservación de estos ecosistemas sea clave en la lucha contra el cambio climático.

REDD+: Desde la 13ª Conferencia de las Partes (COP13) del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), celebrada en Bali en 2007, el CMNUCC ha reconocido progresivamente el paquete de medidas conocido ahora como REDD+, que representa la Reducción de Emisiones procedentes de la Deforestación y de la Degradación de los bosques, así como la conservación y manejo sostenible de los bosques, y el incremento de las reservas de carbono forestal en los bosques de los países en vías de desarrollo. En la COP16 de Cancún en 2010, REDD+ fue oficialmente incorporado al acuerdo de cambio climático de la CMNUCC. En la COP17 de Durban en 2011, los negociadores acordaron unas directrices de seguimiento como las salvaguardas para la implementación de REDD+ y los medios para desarrollar las estimaciones de las emisiones que hubiesen tenido lugar en ausencia de REDD+ (es decir, los niveles de referencia de emisiones).

Los niveles de referencia (RL) y los niveles de referencia de emisiones (REL) se utilizan con más frecuencia como una línea de base de “business as usual” o tendencia habitual para evaluar la actuación de un país al aplicar REDD+ (CMNUCC, 2011). Los RL son necesarios para establecer un punto de referencia o testigo con el que poder comparar las emisiones reales (y las eliminaciones). De hecho, no se puede definir la reducción de las emisiones sin haberse acordado primero en el RL, que es, por lo tanto, crucial para calibrar la efectividad o el impacto de las políticas y actividades de REDD+ sobre el carbono forestal. La nueva investigación de CIFOR con un enfoque gradual proporciona una guía de cómo los países que disponen de pocos datos pueden empezar a desarrollar RL y pueden mejorar sus estimaciones cuando dispongan de más datos.

El + en REDD+: El mejor manejo de los bosques en pie y la expansión de la cobertura forestal mediante la reforestación y restauración con responsabilidad social y ambiental son estrategias efectivas en cuanto al costo y el tiempo para conservar y mejorar las reservas de carbono y mitigar el cambio climático, así como para facilitar la adaptación. Integrar el + en REDD+ con la conservación del carbono en los sistemas de agricultura capitaliza el potencial de respuestas que tiene la totalidad del paisaje hacia el cambio climático.

Correcta aplicación de REDD+: El Estudio Comparativo de CIFOR sobre REDD+ proporciona a los negociadores, los que formulan políticas y los organismos que las aplican, la información que necesitan para diseñar la arquitectura y las estrategias de aplicación de REDD+. Un estudio de CIFOR publicado en junio de 2012 llamado Analizando REDD+ dice que REDD+ va avanzando, pero a un ritmo lento y de una manera diferente a la que se esperaba hace cinco años.

El estudio toma las líneas de acción de REDD+ y se pregunta: ¿cómo ha cambiado REDD+ y por qué?; ¿cómo se está desenvolviendo REDD+ en la arena de las políticas nacionales?; ¿qué imagen tiene REDD+ sobre el terreno?, ¿cuáles son los principales retos que plantea el diseño y la aplicación de REDD+?; y, por último, ¿cuáles son las opciones para hacer que REDD+ sea más efectivo, eficiente y equitativo?

Aprender a medir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI): Investigaciones recientes de CIFOR han revelado importantes deficiencias de capacidad en la mayoría de las naciones ricas en bosques tropicales para medir y controlar las cantidades de emisiones de GEI que evitan al proteger sus bosques. En 89 de 99 países tropicales, la brecha entre lo que REDD+ requiere que se monitoree en las circunstancias nacionales de esos países y sus capacidades actuales era de “muy grande a mediana”. El estudio está dirigido a ayudar a los esfuerzos internacionales directos a aumentar la capacidad de los países para monitorear, informar y verificar sobre los cambios en sus emisiones de GEI.

Fuente: CIFOR

Lea la publicación: http://www.cifor.org/publications/pdf_files/factsheet/4172-factsheet.pdf

SONY DSC

•Carbon sinks: Forests play a critical role in regulating the Earth’s climate through the carbon cycle; removing carbon from the atmosphere as they grow, and storing carbon in leaves, woody tissue, roots and organic matter in soil. The world’s forests absorb 2.4 billion tonnes of carbon dioxide each year, or about one-third of the carbon dioxide released through the burning of fossil fuels.

Forests also represent the world’s most significant terrestrial carbon store, containing an estimated 77 percent of all carbon stored in vegetation and 39 percent of all carbon stored in soils; twice as much carbon as is present in the atmosphere.

Greenhouse gas emissions:Deforestation and forest degradation accounts for between 10 and 15 percent of global human-induced greenhouse gas (GHG) emissions and the burning of peatland associated with forest clearing accounts for an additional 3 percent of emissions. These emissions are greater than the entire global transportation sector.Eighty percent of these emissions stem from only 10 countries, mainly in the developing world.In some countries, such as Indonesia, deforestation and forest degradation are the principal source of emissions. The loss of global forest cover also means a loss of the forests’ natural capture and storage capacity, amplifying emissions from other sources.

•Peatlands and mangroves: Peatland forests cover about 3 percent of the Earth’s land area but store as much as one-third of all soil carbon. Similarly, carbon density in mangrove forests is more than four times higher than in upland tropical forests. The loss of peatland and mangrove forests contributes disproportionately to carbon dioxide emissions, biodiversity loss and to the vulnerability of coastal communities, making the conservation of these ecosystems key in the fight against climate change.

•REDD+: Since the 13th Conference of the Parties (COP13) to the U.N. Framework Convention on Climate Change (UNFCCC) in Bali in 2007, the UNFCCC has progressively recognised the package of measures now known as REDD+, which stands for Reducing Emissions from Deforestation and forest Degradation, as well as the conservation and sustainable management of forests, and the enhancement of forest carbon stocks in developing country forests. At the COP16 in Cancun in 2010, REDD+ was officially incorporated into the UNFCCC’s agreement on climate change. At COP17 in Durban in 2011, negotiators agreed on monitoring guidelines as safeguards for REDD+ implementation and on the means for developing estimates of emissions that would have occurred in the absence of REDD+ (i.e., reference emission levels).

Reference levels (RLs) and reference emission levels (RELs) are most commonly used as a business as usual baseline to assess a country’s performance in implementing REDD+ (UNFCCC 2011). RLs are needed to establish a reference point or benchmark against which actual emissions (and removals) are compared. In fact, emissions reductions cannot be defined without having first agreed on the RL, which is therefore critical for gauging the effectiveness or forest carbon impact of REDD+ policies and activities. New research at CIFOR on a stepwise approach provides guidance on how countries with little data can begin to develop RL, and can improve their estimates as better data becomes available.

• The + in REDD+: Managing standing forests better, and expanding tree cover through socially- and environmentally-responsible reforestation and restoration, are cost- and time-effective strategies to conserve and enhance carbon stocks and mitigate climate change, as well as to facilitate adaptation. Integrating the + in REDD+ with carbon conservation in agricultural systems capitalises on the potential of whole-of-landscape responses to climate change.

• Doing REDD+ well: CIFOR’s Global Comparative Study of REDD+ is providing negotiators, policymakers and implementing agencies with the information they need to design REDD+ architecture and implementation strategies. A CIFOR study published in June 2012 called Analysing REDD+ says that REDD+ is moving ahead, but at a slower pace and in a different form than expected five years ago. The study takes stock of REDD+ and asks: How has REDD+ changed and why? How is REDD+ unfolding in national policy arenas? What does REDD+ look like on the ground? What are the main challenges in designing and implementing REDD+? And, what are the choices for making REDD+ more effective, efficient, and equitable?

• Learning to measure GHG emissions: Recent research by CIFOR has revealed major capacity gaps in the ability of most tropical forest-rich nations to measure and monitor the amount of greenhouse gas emissions they save by safeguarding their forests. Eighty-nine out of ninety-nine tropical countries had ‘very large to medium’ gaps between what is required for REDD+ monitoring under national circumstances and their current capacities. The study is intended to help direct international efforts to increase capacity in developing countries to monitor, report and verify (MRV) changes in their greenhouse gas emissions.

Source: CIFOR

Read more: http://www.cifor.org/publications/pdf_files/factsheet/4060-factsheet.pdf

.

Más información:
http://www.cop20.pe/ck/7199-2/

 

 

Noticias MINAM

MINAM participa en espacio de diálogo para promover políticas públicas en beneficio del ambiente y los ciudadanos

Lima, 24 de abril de 2017.- El Viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente, Fernando León, participó en el lanzamiento del Caucus Conservacionista peruano, un espacio de discusión para el fomento y la promoción de políticas para el desarrollo sostenible y la conservación del capital natural, constituido por la Comisión


MINAM: Los negocios verdes ponen en relieve la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales

Lima, 21 de abril de 2017.- La puesta en valor de la biodiversidad constituye una gran oportunidad para el sector privado en el Perú, a través del desarrollo de productos y servicios basados en el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. La tendencia global, los compromisos internacionales como el Acuerdo de París y las acciones


Ministerio del Ambiente participó en la carrera NatGeo por el Día de la Tierra

Lima, 23 de abril de 2017.- Por tercer año consecutivo, se realizó la carrera NatGeo por el Día de la Tierra, en la que participó la ministra del Ambiente, Elsa Galarza, y los viceministros de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales, Fernando León, y de Gestión Ambiental, Marcos Alegre. Esta carrera tiene por objetivo concientizar


En San Juan de Lurigancho: MINAM realizó jornada de limpieza por el Día de la Tierra

Lima, 22 de abril de 2017.- En el marco de la celebración del Día Internacional de la Tierra, el Ministerio del Ambiente (MINAM) realizó una jornada de limpieza en el Asentamiento Humano Villa Campoy, en San Juan de Lurigancho, y efectuó una ceremonia de agradecimiento a la Madre Tierra, con el objetivo de promover una