Bajemos la temperatura: Cómo hacer frente a una nueva realidad climática

Lunes, 24 Noviembre, 2014 - 15:44


spanish1

A medida que aumenta la temperatura del planeta, las olas de calor y otros fenómenos climáticos que hoy en día se producen cada 100 años o más se convertirán en la “nueva realidad climática”, lo que dará lugar a un mundo con mayores riesgos e inestabilidad. Las consecuencias para el desarrollo serían graves, ya que se reducirían las cosechas, cambiaría la disponibilidad de los recursos hídricos, subiría el nivel del mar y se pondrían en peligro los medios de subsistencia de millones de personas, según el informe Bajemos la temperatura: Cómo hacer frente a una nueva realidad climática preparado por el Banco Mundial.

Bajemos la temperatura: Cómo hacer frente a una nueva realidad climática es un análisis de los posibles impactos del calentamiento actual (0,8 °C) y las proyecciones de 2 °C y 4 °C por encima de los niveles preindustriales en la producción agrícola, los recursos hídricos, los servicios de los ecosistemas y la vulnerabilidad de las zonas costeras en América Latina y el Caribe, Oriente Medio y el Norte de África, y partes de Europa y Asia central. Se basa en un informe realizado por el Banco en 2012, en el que se concluyó que el mundo experimentará un calentamiento de 4 grados Celsius para fines de este siglo, a menos que se adopten medidas concertadas inmediatamente.

El informe, preparado para el Grupo Banco Mundial por el Potsdam Institute for Climate Impact Research y Climate Analytics, revela cómo el aumento de las temperaturas en todo el mundo amenaza cada vez más la salud y los medios de subsistencia de la mayoría de las poblaciones vulnerables, profundizando de manera dramática los problemas con los que ya debe lidiar cada región en la actualidad.

El riesgo que suponen los fenómenos extremos de calor constituye una amenaza común a las tres regiones. Los modelos climáticos más modernos muestran que los fenómenos extremos de calor “sumamente inusuales”, similares a las olas de calor registradas en Estados Unidos en 2012 y en Rusia y Asia central en 2010, aumentan rápidamente en un contexto de emisiones asociado a un mundo 4 °C más cálido. Asimismo, revelan que con un calentamiento por encima de los 1,5 °C a 2 °C el riesgo de que baje el rendimiento de las cosechas y aumenten las pérdidas de producción en las regiones analizadas se incrementa considerablemente. Se señala que la disminución de la productividad también generará impactos fuera de las principales regiones productoras, con fuertes repercusiones en la seguridad alimentaria, y puede afectar negativamente el crecimiento y el desarrollo económicos, y la estabilidad y el bienestar sociales.

Entre las principales conclusiones a nivel regional se encuentran las siguientes:

  • América Latina y el Caribe: Los fenómenos extremos de calor y el cambio de los patrones de precipitación tendrán efectos adversos en la productividad agrícola, el régimen hidrológico y la biodiversidad. En Brasil, con un calentamiento de 2 °C, y si no se toman medidas de adaptación adicionales, para 2050 las cosechas podrían reducirse hasta un 70 % en el caso de la soja y hasta un 50 % en el del maíz. La acidificación de los océanos, el aumento del nivel del mar, los ciclones tropicales y los cambios de temperatura incidirán en los medios de vida costeros, el turismo, la salud, y la seguridad alimentaria e hídrica, especialmente en el Caribe. El derretimiento de los glaciares constituirá un riesgo para las ciudades andinas.
  • Oriente Medio y Norte de África: Un aumento importante de las olas de calor, combinado con temperaturas promedio más cálidas, ejercerá una intensa presión en los ya escasos recursos hídricos, con consecuencias graves para el consumo humano y la seguridad alimentaria regional. En Jordania, Egipto y Libia, los rendimientos de las cosechas podrían disminuir hasta un 30 % para 2050 si la temperatura aumenta entre 1,5 °C y 2 °C. Las migraciones y las presiones sobre los recursos relacionadas con el clima también podrían incrementar el riesgo de conflicto.
  • Balcanes occidentales y Asia central: La menor disponibilidad de agua en algunos lugares se convierte en una amenaza a medida que las temperaturas se aproximan a los 4 °C. El derretimiento de glaciares en Asia central y las alteraciones en los períodos caudalosos de los cursos de agua llevarán a tener menos recursos hídricos en los meses de verano y un alto riesgo de inundaciones torrenciales. En los Balcanes, un mayor riesgo de sequía repercutirá en los rendimientos de las cosechas, la salud urbana y la generación de energía. En Macedonia, se pronostica que para 2050, con un calentamiento de 2 °C, las pérdidas de cultivos llegarán al 50 % en el caso del maíz, el trigo, las hortalizas y las uvas.

En el informe también se advierte que, si el calentamiento global no se detiene, podrían generarse cambios irreversibles a gran escala. En el norte de Rusia, la desaparición paulatina de los bosques y el deshielo del permafrost amenazan con amplificar el calentamiento global, ya que el carbono y el metano allí almacenados se liberarían a la atmósfera y se generaría un círculo vicioso de retroalimentación. Con un calentamiento de 2 °C, para 2050 las emisiones de metano podrían aumentar entre un 20 % y un 30 % en todo el país.

Fuente: Banco Mundial

Lea la publicación:

http://www-wds.worldbank.org/external/default/WDSContentServer/WDSP/IB/2014/11/23/000112742_20141123122743/Rendered/PDF/927040v10Spani09SPAspa0010NOEmbargo.pdf

Turn Down the Heat: Confronting the New Climate Normal

turn-down-the-heat-2014

As the planet warms further, heat-waves and other weather extremes that today occur once in hundreds of years, if ever, would become the “new climate normal,” creating a world of increased risks and instability.  The consequences for development would be severe as crop yields decline, water resources shift, sea-levels rise, and the livelihoods of millions of people are put at risk, according to a new scientific report released by the World Bank Group.

Climate change impacts such as extreme heat events may now be unavoidable because the Earth’s atmospheric system is locked into warming close to 1.5°C above pre-industrial levels by mid-century, the report said. Even very ambitious mitigation action taken today will not change this, it said.

Turn Down the Heat: Confronting the New Climate Normal is an analysis of likely impacts of present day (0.8°C), 2°C and 4°C warming above pre-industrial levels on agricultural production, water resources, ecosystem services, and coastal vulnerability across Latin-America and the Caribbean, Middle East and North Africa, and parts of Europe and Central Asia.  It builds on a 2012 Bank report, which concluded the world would warm by 4 degrees Celsius above pre-industrial levels by the end of this century if we did not take concerted action immediately.

The report, prepared for the World Bank Group by the Potsdam Institute for Climate Impact Research and Climate Analytics, reveals how rising global temperatures are increasingly threatening the health and livelihoods of the most vulnerable populations, crucially magnifying problems each region is struggling with today.

A common threat across the three regions is the risks posed by heat extremes.  State‐of‐the‐art climate modeling shows that “highly unusual” heat extremes, similar to the heat-waves experienced in the US in 2012 and Russia and Central Asia in 2010, increase rapidly under a 4°C emission pathway.

It also reveals that the risks of reduced crop yields and production losses for the regions studied increase significantly above 1.5°C to 2°C warming.  It notes that declines in agricultural productivity will also have impacts outside core producer regions, with strong repercussions on food security, and may negatively affect economic growth and development, social stability and well‐being.

Key findings across the regions include:

  • Latin America and the Caribbean:  Heat extremes and changing precipitation patterns will have adverse effects on agricultural productivity, hydrological regimes and biodiversity.  In Brazil, without additional adaptation, crop yields could decrease by up to 70 percent for soybean and up to 50 percent for wheat at 2°C warming by 2050. Ocean acidification, sea level rise, tropical cyclones and temperature changes will impact coastal livelihoods, tourism, health, food and water security, particularly in the Caribbean.  Melting glaciers would be a hazard for Andean cities.
  • Middle East and North Africa:  A large increase in heat-waves combined with warmer average temperatures will put intense pressure on already scarce water resources, with major consequences for human consumption and regional food security.  In Jordan, Egypt, and Libya, crop yields could decrease by up to 30 percent at 1.5 to 2°C warming by 2050.  Migration and climate‐related pressure on resources may also increase the risk of conflict.
  • Western Balkans and Central Asia:  Reduced water availability in some places becomes a threat as increases in temperatures head toward 4°C.  Melting glaciers in Central Asia and shifts in the timing of water flows will lead to less water resources in summer months and high risks of torrential floods.  In the Balkans, a higher risk of drought will impact crop yields, urban health, and energy generation.  In Macedonia, yield losses are projected of up to 50 percent for maize, wheat, vegetables and grapes at 2°C warming by 2050.

The report also warns that if warming continues unabated, irreversible changes on a large scale could be triggered.  In northern Russia, forest dieback and thawing of permafrost threaten to amplify global warming as stored carbon and methane are released into the atmosphere, giving rise to a self-amplifying feedback loop.  Methane emissions could increase by 20 to 30 percent across Russia at 2°C warming by 2050.

Read more: http://www-wds.worldbank.org/external/default/WDSContentServer/WDSP/IB/2014/11/20/000406484_20141120090713/Rendered/PDF/927040v20WP00O0ull0Report000English.pdf

.

Más información:
http://www.cop20.pe/ck/bajemos-la-temperatura-como-hacer-frente-a-una-nueva-realidad-climatica/

 

 

Noticias MINAM

MINAM participa en espacio de diálogo para promover políticas públicas en beneficio del ambiente y los ciudadanos

Lima, 24 de abril de 2017.- El Viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente, Fernando León, participó en el lanzamiento del Caucus Conservacionista peruano, un espacio de discusión para el fomento y la promoción de políticas para el desarrollo sostenible y la conservación del capital natural, constituido por la Comisión


MINAM: Los negocios verdes ponen en relieve la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales

Lima, 21 de abril de 2017.- La puesta en valor de la biodiversidad constituye una gran oportunidad para el sector privado en el Perú, a través del desarrollo de productos y servicios basados en el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. La tendencia global, los compromisos internacionales como el Acuerdo de París y las acciones


Ministerio del Ambiente participó en la carrera NatGeo por el Día de la Tierra

Lima, 23 de abril de 2017.- Por tercer año consecutivo, se realizó la carrera NatGeo por el Día de la Tierra, en la que participó la ministra del Ambiente, Elsa Galarza, y los viceministros de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales, Fernando León, y de Gestión Ambiental, Marcos Alegre. Esta carrera tiene por objetivo concientizar


En San Juan de Lurigancho: MINAM realizó jornada de limpieza por el Día de la Tierra

Lima, 22 de abril de 2017.- En el marco de la celebración del Día Internacional de la Tierra, el Ministerio del Ambiente (MINAM) realizó una jornada de limpieza en el Asentamiento Humano Villa Campoy, en San Juan de Lurigancho, y efectuó una ceremonia de agradecimiento a la Madre Tierra, con el objetivo de promover una